El orden del tiempo en el producto si afecta.

El orden del tiempo si afecta.  Las primeras dos semanas, y las últimos catorce días en Colombia. Estos tienen tintos de distintas velocidades.. Pues las primeras dos pudieron haberme parecido eternas, los días empezaban a pasar poco a poco y contaba el tiempo faltante, extrañaba muchas cosas de mi País México, sin embargo. . . El tiempo paso y al paso de este fui conociendo poco a poco y entendiendo aquella famosa frase de Colombia... “El riesgo es que te quieras quedar”.
Al llegar por primera vez a la universidad, llegue algo tarde. Entre precipitadamente por el salón, mis compañeras de intercambio que también ingresarían a Arquitectura ya estaban presentes concluyendo su discurso, era mi turno. Chicos de Primer semestre me veían ansiosamente esperando que les contara algo. .  Empecé a hablarles sobre lo importante que es para la arquitectura de visitar las obras, de conocer la arquitectura físicamente y no solo en fotografías, les dije que la arquitectura tenía que ser vivida.
Mis días en la facultad corrieron rápido tras la cadena de los días, me acostumbre a llegar puntual a las clases de Diseño debido a que una vez me dejaron por fuera porque había llegado tarde.
Me di cuenta de muchas cosas importantes de la Arquitectura que antes no consideraba… una de las primordiales cosas que aprendí es que “los edificios no tienen fachadas, es solamente el resultado del interior”.
Lo que conocí de Colombia estuvo lleno de personas que me recibieron siempre con los brazos abiertos a mi. Pero independientemente de esto que siempre han dicho puedo decir, que nunca se Colombia me recibió con una caminata por la ciudad de Tunja con mis hermanos de casa. Tres bolivianos, y una colombiana. Recorrí las calles de Tunja desde las primeras semanas con algunos amigos. Descubrí en Colombia mi adicción por las obleas de arequipe y las arepas  rellenas de queso con champiñones, por las repollinas rellenas de arequipe, las panelitas, el bocadillo… Y el exquisito café Colombiano.. Que jamás olvidare.

No hay comentarios.:

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.