y cuéntame...

– Y cuéntame… ¿Cómo era él?– Preguntó él con sutil curiosidad.
– ¡Era atractivo y muy inteligente!– Contestó ella orgullosamente.
¿Inteligente? No lo creo, no te hubiera dejado ir…

No hay comentarios.:

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.