Luces para sus sonrisa.



Era una tarde de abril, ella había llorado toda la mañana, deseaba que por fin la luz saliera ante ella, deseaba volver a ver brillar el sol ante ella, deseaba que sus días tomaran  de nuevo un día colorido, un día iluminado, sin embargo todo parecía indicar que sus días últimamente tendían a ser grises y sin luz...

en esa tarde ella descansando sobre su sillón, se puso de pie ante la ventana, tomo su café, y lentamente bebió un sorbo, hasta que comenzaron a cesar las gotas de lluvia, y un resplandor amarillo se ilumino ante sus ojos, habían sido colocadas infinitas cantidades de velas, que fueron prendidas al mismo tiempo, ella al ver esto bajo corriendo, y justo antes de abrir la puerta, alguien dijo...

-He prendido luces para tu sonrisa.-


No hay comentarios.:

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.