LA HISTORIA DE LO QUE SE LE PARECÍA AL AMOR



El amor es una magia, es un sentimiento más allá de lo carnal, el amor es una emoción que no tiene forma ni tamaño, es algo intangible, y que representamos como el corazón, y es en este órgano que sentimos el amor, a veces nos duele y otras nos hace cosquillas. 

El amor es eso que está ahí en el aire al caminar, pero no siempre tenemos los ojos abiertos para observarlo, y no siempre estamos sensibles para sentirlo, el amor está ahí escondido en cada uno de nosotros, el amor es una chispa esperando ser encendida.

El amor es un beso de buenos días por la mañana, un desayuno en la cama, el amor es que juegues conmigo, que me levantes y me hagas girar hasta que te suplico que dejes de hacerlo, el amor es los besos que siguen después de ese giro, el amor es vernos minutos sin decir una sola palabra, es correr juntos sobre la arena, es descubrir que no nos hemos puesto bloqueador y nos hemos quemado de sol, el amor es darse cuenta que a veces sueles dejarte de lado a ti mismo, solo por la otra persona.

El amor es eso que fuimos tu y yo, un amor fugaz, uno que comenzó tan rápido, que fue un flechazo, en solo tres días parecíamos que habíamos estado una eternidad, nuestra conexión, nuestra compatibilidad, nuestro click, éramos el uno para el otro, y los dos lo sabíamos. 
Sabíamos que desde aquel día que cruzamos la calle y nos tomamos de la mano por primera vez, habíamos encontrado esa persona que buscábamos. 

Nuestra  historia estuvo llena de pequeñas historias, que sin una de ellas no hubiera sido nuestra historia, cada detalle, cada verso,los mensajes, y promesas..


El amor para mí fue un primer “Te amo” dicho a las 3 de la madrugada a los pocos días de conocernos, fue algo que escuche decirme a mi oído, pero que por temor no respondí, fueron esas palabras, y luego me diste un beso en el oído, creíste tal vez que no lo había escuchado. 
Nuestro corto amor fue el más largo para mí. Seis meses llenos de esperanza. 

Seis meses pensando en nuestras promesas. Hasta el momento me hace daño pensar en todas las promesas que nos hicimos aquella tarde que fuimos a la playa juntos, recuerdo cada una de las promesas que nos hicimos, y no entiendo entonces como ahora no me hablas, como no me diriges ya una palabra.


2 comentarios:

  1. Hola! Formamos parte de la iniciativa Seamos Seguidores y ya te seguimos :)
    Un abrazo desde leyendoentrelineasblog.blogspot.com
    Sandra & Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. listo chicas, ya las sigo! :D saluditos infinitops

      Eliminar

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.