TE VI DE NUEVO, Y NO SABIA DESPERTAR.



Ayer soñé contigo y tu risa,
 soñé con nuestros buenos días, 
soñé con todo aquello que me gustaba de ti, 
soñé con tus charlas y con tu cabello despeinado.
Soñé con tu sonrisa de papel y tu aroma de café.

Soñé con tus miedos y con tus sueños,
soñé con cada uno de tus momentos felices y tristes,
 soñé de día y de noche, con frió y calor,
 te soñé en el anden, 
en la sonrisa y en la muerte,
te soñé de lejos y de cerca a la vez,
 te soñé y te sueño.

Te maté y te mato a diario,
te roñe con el dolor en las manos,
te soñé con mis días grises pintados detrás de tu partida,
te vi viéndome de lejos,
huyendo de mi y de mis gritos,
te reconocí a lo lejos y cuando me viste, 
flores cayeron sobre mi,
flores muertas que me hacían querer esfumarme de nuevo,
alejarme de ti y de tus razones,
de tu y de tus sueños,
de mis sueños..

De mis sueños contigo,
de mis días cerca de ti,
me aleje entonces de mi y de ti,
del mundo y de la vida,
me aleje de todo, 
para poder vivir.




No hay comentarios.:

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.