LA PUERTA QUE ME ALEJÓ DE TI




Había vuelto a la ciudad, había vuelto a aquel lugar al que te conocí, me senté a esperar verme caer, me senté tranquilo frente a tu ventana esperar verte salir, me senté, y solo pensé en ti, en tu mirada, en nuestra ultima conversación, era el momento del recuentro, y te tendría frente a mi muy pronto, solo hacia falta tocar la puerta de tu casa, y decirte "Hola, estoy aquí de nuevo", pero estaba ahí, sentado, esperando que tu salieras, esperando sin antes haber tocado la puerta, me senté solo con una flor amarilla en la mano, de pronto escuché tu voz, te acercabas a la ventana, pero no alcanzaste a verme, te veías tan feliz, estabas sonriendo, como hace tiempo no te veía, estabas tan radiante que me dio miedo hablarte y arruinarte la sonrisa, tome la flor y la deje sobre el lugar en el que estaba sentado, me puse de pie y lentamente me fuí del lugar, sentí como mi piel quería quedarse ahí, sentía como mi cuerpo no quería marcharse, pero era mi pensamiento, mi razón, la que se movía, mi alma y mi cuerpo querían quedarse, mas no mi razón, mi razón si entendía lo que pasaba,
sabia que era demasiado tarde para volver a tocar tu puerta.


6 comentarios:

  1. Hola!
    Te ha quedado precioso el fragmento, además trasmite la derrota de aquella persona que sabe que su oportunidad se ha ido.
    Besos

    Pdt: no había visto que cambiaste el diseño, te quedo super chulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isa! :D me agrada tanto leerte, y sobre todo saber que te ha gustado el fragmento y el rediseño del blog! :D
      gracias infinitos!
      :D un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Wow!
    Es increíble todo lo que transmites... me haces ser parte de cada palabra.
    Casi lloro, solo que no lo hice porque estoy en la oficina.

    Pero es ahí en donde te das cuenta que cuando eres parte de otra persona, debes disfrutar de cada momento y mientras dure. Porque luego llega el momento de decir adiós... y la oportunidad de ser tú quien pudo haber hecho muy feliz a esa persona que una vez quisiste, se te va.
    Y no te queda más que alejarte y dejarla ser feliz

    PD: Ahí dice recuentro... supongo que es... reencuentro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Drean, en verdad, me agrada tanto leer que te ha encantado, y que te ha transmitido, en algun momento la mayoria de las personas sienten algo asi, es una sensacion que duele y a la vez da arrepentimiento, pero si.. No da a otra que dejar a la persona y dejarla ser feliz.
      Gracias por leerlo.. en verdad me legra tu mensaje

      Eliminar
  3. Muy buen relato le gustó mucho 👓

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.