El dia que regresó a la tierra.




No quiero escribir de amor, ni de lunas llenas en octubre, no quiero llenar mi telefono de mensajes tuyos, no quiero verte en las calles.
Quiero ver a nadie por las calles, quiero tocar la luna pero no hablar de ella, quiero hablarte pero no escribirte. No quiero verte en las calles, quiero que recorramos juntos las calles.
El dia que regresaste a la tierra diste vueltas a mi mundo, aquel que parecía estar un poco mejor que antes. ¡Valla mundo! Por mas que me empeño en hacerlo girar de la mejor manera, vuelves tu, el de las lunas de octubre, vuelves a aparecer, una y otra y otra vez. 

Regresas a la tierra, a mi tierra, a mi alma. Regresas sin pedir permiso, robandote el nombre de otras personas, robandome la voz, gritando tu nombre aun que haya pasado tanto tiempo, hablandole a alguien mas buscandote a ti.
Si pudieras simplemente dejar de regresar a mi tierra...
Si tan solo pudieras marcharte y cerrar la puerta de una vez por todas... Espera...
¿Te lo estoy pidiendo a ti?, perdona, perdoname a mi por no cerrarla.





Copyright © Paulina Brcs. Todos los Derechos Reservados

2 comentarios:

  1. Paulina, precioso. Y con una muy buena moraleja final, aunque sea una moraleja difícil, a veces, también necesaria.
    Muchos besos preciosa :D

    ResponderEliminar
  2. Me encanto! Sin embargo, me gustaría regresar a tu tierra y que tú regreses a la mía. ;P
    Hace rato que te extraño por estos lares.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Paulina Brcs - Infinitos Mentales. Con tecnología de Blogger.